Nubes con Forma de Ángeles sobre Baguio

En esta ocasión nos vamos a la ciudad de Baguio, una ciudad con 252.386 habitantes y situada a 250 kilómetros al norte de Manila, en Filipinas.

Según hemos podido averiguar, esta historia tuvo lugar el jueves 25 de mayo de 2017.

Aquí tenéis la historia narrada directamente por sus protagonistas. Pero antes te recomendamos que le des al play en la canción que tienes a continuación, y continúes leyendo la historia mientras suena la música. Así podrás sentir parte de lo que ellos mismos sintieron. Lo entenderás unas líneas más abajo. ¡Comencemos!

“A menudo en los recorridos diurnos, cuando sólo estamos Chiara y yo, discutimos muchos temas, desde lo mundano hasta lo profundo, desde lo esotérico hasta lo existencial.

A veces simplemente escuchamos nuestros instrumentos musicales favoritos, mientras nos hacemos compañía, sin emitir palabra alguna y poniendo el volumen al máximo, dejando que las notas hagan florecer los chakras de nuestro corazón.

También puedo observar muchas nubes, identificar formas y señalar las interesantes a Chiara.

Nephelococcygia es el término científico para el arte de observar las nubes, de identificar formas en las formaciones de nubes.

¿Sabíais que ver nubes en forma de ángel o plumas o alas son signos de la presencia de un ángel? Si os estáis haciendo esta pregunta, ver estas formas es un . ¡Significa que tenemos una oportunidad de avanzar y estamos vigilados!

En este momento en particular, estábamos hablando de la incertidumbre de una situación particular, pero era algo con lo que nos estaba costando tomar una decisión. Como estaba explorando las nubes, le dije a Chiara que pediría una señal a un ángel, y si veía una nube con forma de ángel o querubín, eso pondría fin a mis preguntas. Le dije que la nube tenía que ser inconfundible y estar presente a las 5:00 pm.

Lo gracioso es que, no más de 10 segundos después, Chiara estaba señalando una nube a mi izquierda, cuando las palabras ‘como un ángel’ de la canción ‘Creep’ de Radiohead, sonaban por el sistema de sonido.

Mis ojos se abrieron, se me puso la piel de gallina. La lista de reproducción de Chiara estaba en reproducción aleatoria, principalmente instrumental, y esta canción con letra se había colado sin explicación.

Sólo pudimos reír a carcajadas. La señal era lo suficientemente clara, pero no vi la nube de ángeles.

Pero no quedó ahí. Menos de dos horas después, cuando ya no esperaba que ocurriera, vi una nube preciosa, justo frente a mí, un ángel como visto de lado. Blanco y brillante, como si llevara algo en las manos, elevándose en un cielo casi despejado, pero que curiosamente instantes antes estaba muy nublado.

Pude hacerle una foto:

angeles y nubes

A mi me recordó a los querubines de Miguel Ángel.

Esto fué una experiencia maravillosa que nos marcó muchísimo, pero realmente no fue la primera experiencia que tuvimos similar.

Siempre hemos creído mucho en las señales de ángeles.

Me recuerda la primera vez que pedí encontrar una mariposa como signo de ángel. Tomó un tiempo, pero cuando llegó, cambió nuestra fe por completo.

También he pedido otras señales. El último fue un par de rosas blancas. Por qué y cómo, lo contaré alguna vez…

Nubes con ángeles. Señales de ángel. Están a nuestro alrededor, nos escuchan, nos vigilan… Sólo hay que pedirlo y confiar.”

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad